martes, 21 de abril de 2009

El inalcanzable e inexorable TIEMPO...

El Tiempo es Inalcanzable...


Digo, es que la verdad, conforme pasa el tiempo y uno madura y crece y se desarrolla y por qué no, envejece; el tiempo se hace cada vez más lacónico. Al menos es la percepción que yo tengo. Y es que desde el momento que me levanto para empezar con mis ocupaciones (y preocupaciones), que con peculiar celeridad trato de descifrar, sentenciar y ejecutar, hasta el medio día, parece que un suspiro se lleva la mañana dejando la impresión de que la misma mañana simplemente dura poco.

Al correr el día y cuando llega la tarde, hago un pequeño espacio para comer (no siempre a una hora fija) y para relajarme un poco; en ese breve espacio y cuando menos te das cuenta, la figura del ángelus te envuelve.

No se de que manera, ni cúando, empecé a notar que las horas más activas para mi son cuando la noche cae y aún más, sobre el correr de la madrugada; situación, que desde luego, empezó a hacer estragos en mi vida de unos meses a la fecha. Si, a veces ya mi organismo pide auxilio, o más bien tregua, sabiendo que un buen día ya no podré castigarlo de más.

Pero que más da, si mis deseos más lozanos por hacer que esta vida, mi vida, adquiera el más regocijante, el más sublime, el más espiritual, el más moral, el más justo, el más honorable de los sentidos y que al final de ella logre obtener mis recompenzas, creadas por cuenta propia, pero calificadas y cuantificadas sólo por Dios: MEMORIA, MARCA, FRUTO, EFECTO, ILUSTRACIÓN, INSTRUCCIÓN y desde luego SUCESIÓN.

"El inexorable paso del tiempo"... En cualquiera de los sentidos, hacia adelante o hacia atrás y hasta la fecha, el TIEMPO sigue siendo inalcanzable.
Que chistoso... lo escrito también me sirve como justificante para la falta de publicaciones.


Luis G. García.

Canal YouTube

Loading...

Seguidores